11 Por eso Dios permite que, por el poder del engaño, crean en la mentira.