Canto al Anciano

9 »Mientras yo observaba esto,se colocaron unos tronos,y tomó asiento un venerable Anciano.Su ropa era blanca como la nieve,y su cabello, blanco como la lana.Su trono con sus ruedascentelleaban como el fuego.