24 En lugar de comerla, derrámala en la tierra como si fuera agua.