22 No les tengas miedo, que el SEÑOR tu Dios pelea por ti”.