10 Lo halló en una tierra desolada,en la rugiente soledad del yermo.Lo protegió y lo cuidó;lo guardó como a la niña de sus ojos;