2 Y consideré más felices a los que ya han muerto que a los que aún viven,