32 Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia.