12 ¡Aunque esa olla está tan oxidadaque ya ni con fuego se purifica!a