2 «Hijo de hombre, adviértele al rey de Tiro que así dice el SEÑOR omnipotente:»“En la intimidad de tu arrogancia dijiste:‘Yo soy un dios.Me encuentro en alta marsentado en un trono de dioses’.¡Pero tú no eres un dios,aunque te creas que lo eres!¡Tú eres un simple mortal!