26 Durante siete días los sacerdotes harán la expiación por el altar y lo purificarán; de este modo quedará consagrado.