9 Dios me dijo: «Entra y observa las abominaciones que allí se cometen».