63 Una tarde, salió a dar un paseoa por el campo. De pronto, al levantar la vista, vio que se acercaban unos camellos.