20 Pero Isaac le preguntó a su hijo:—¿Cómo fue que lo encontraste tan pronto, hijo mío?—El SEÑOR tu Dios me ayudó —respondió Jacob.