35 Entonces Raquel le dijo a su padre:—Por favor, no se enoje mi padre si no puedo levantarme ante usted, pero es que estoy en mi período de menstruación.Labán buscó los ídolos, pero no logró encontrarlos.