17 —Te mandaré uno de los cabritos de mi rebaño —respondió Judá.—Está bien —respondió ella—, pero déjame algo en garantía hasta que me lo mandes.