20 Aquel día Jacob los bendijo así:«Esta será la bendiciónque en Israel se habrá de pronunciar:“Que Dios cuide de ticomo cuidó de Efraín y de Manasés”».De este modo, Israel dio a Efraín la primacía sobre Manasés.