8 Dios les habló otra vez a Noé y a sus hijos, y les dijo: