17 Después añade:«Y nunca más me acordaré de sus pecados y maldades».a