8 Pero Dios, reprochándoles sus defectos, dijo:«Vienen días —dice el Señor—,en que haré un nuevo pactocon la casa de Israely con la casa de Judá.