24 Al recibir tal orden, este los metió en el calabozo interior y les sujetó los pies en el cepo.