8 Devorará a la muerte para siempre;el SEÑOR omnipotente enjugará las lágrimas de todo rostro,y quitará de toda la tierra el oprobio de su pueblo.El SEÑOR mismo lo ha dicho.