24 Ningún habitante dirá: «Estoy enfermo»;y se perdonará la iniquidad del pueblo que allí habita.