21 Isaías había dicho: «Preparen una pasta de higos, aplíquensela en la llaga, y él se recuperará».