8 »¡Destilen, cielos, desde lo alto!¡Nubes, hagan llover justicia!¡Que se abra la tierra de par en par!¡Que brote la salvación!¡Que crezca con ella la justicia!Yo, el SEÑOR, lo he creado».