8 Nunca habías oído ni entendido;nunca antes se te había abierto el oído.Yo sé bien que eres muy traicionero,y que desde tu nacimiento te llaman rebelde.