Pecado, confesión y redención

1 La mano del SEÑORno es corta para salvar,ni es sordo su oído para oír.