3 Hiciste portentos inesperados cuando descendiste;ante tu presencia temblaron las montañas.