25 Esto es lo que te ha tocado en suerte,¡la porción que he medido para ti!—afirma el SEÑOR—.Ya que me has olvidado,y has confiado en la mentira,