3 Los nobles mandan por agua a sus siervos,y estos van a las cisternas,pero no la encuentran.Avergonzados y confundidos,vuelven con sus cántaros vacíosy agarrándosea la cabeza.