21 Pero si Su Majestad se empecina en no rendirse, esta es la palabra que el SEÑOR me ha revelado: