18 Tu conducta y tus accioneste han causado todo esto.Esta es tu desgracia. ¡Qué amarga es!¡Cómo te ha calado en el propio corazón!»