19 ¡Qué angustia, qué angustia!¡Me retuerzo de dolor!Mi corazón se agita. ¡Ay, corazón mío!¡No puedo callarme!Puedo escuchar el toque de trompetay el grito de guerra.