7 Diez días después, la palabra del SEÑOR vino a Jeremías.