25 »Vienen días —afirma el SEÑOR— en que castigaré al que haya sido circuncidado solo del prepucio: