4 Tú, en cambio, restas valor al temor a Diosy tomas a la ligera la devoción que él merece.