12 La calamidad lo acosa sin descanso;el desastre no lo deja un solo instante.