8 Dios me ha cerrado el camino, y no puedo pasar;ha cubierto de oscuridad mis senderos.