20 Su propia madre se olvida de ellos;los gusanos se los comen;nadie vuelve a recordarlos,¡son desgajados como árboles!