3 «Que perezca el día en que fui concebidoy la noche en que se anunció: “¡Ha nacido un niño!”