20 Nuestro ser encuentra repugnante la comida;el mejor manjar nos parece aborrecible.