21 Nuestra carne va perdiéndose en la nada,hasta se nos pueden contar los huesos.