9 El soplo de Dios los destruye,el aliento de su enojo los consume.