22 En su cuello radica su fuerza;ante él, todo el mundo pierde el ánimo.