21 ¿Por qué no me perdonas mis pecados?¿Por qué no pasas por alto mi maldad?Un poco más, y yaceré en el polvo;me buscarás, pero habré dejado de existir».