18 No me dejaría recobrar el aliento;más bien, me saturaría de amargura.