31 tú me lanzarás al muladar,¡y hasta mis ropas me aborrecerán!