24 El pueblo respondió:—Solo al SEÑOR nuestro Dios serviremos, y solo a él obedeceremos.