17 Por eso me ama el Padre: porque entrego mi vida para volver a recibirla.