38 —¿Y qué es la verdad? —preguntó Pilato.Dicho esto, salió otra vez a ver a los judíos.—Yo no encuentro que este sea culpable de nada —declaró—.