2 Y mucha gente lo seguía, porque veían las señales milagrosas que hacía en los enfermos.